Próximos cursos presenciales
Ciudad Romana de Baelo Claudia
Urbanismo romano
Villas romanas en España
Ciudades Romanas
Emérita Augusta
Augustobriga
Tarraco
Pollentia
Itálica
Baelo Claudia (Página Actual)
Clunia Sulpicia
Segóbriga
Ercávica
Caesaraugusta
Saguntum
Calagurris
Astúrica Augusta
Carthago Nova
Tiermes
Occilis
Numancia
Castro de Viladonga
Pompeya
Villas Romanas
Carranque
Fortunatus
La Olmeda
©ArtEEspaña. Página sobre el Urbanismo Romano

Libro: EL ARTE DE LA ANTIGÜEDAD CLÁSICA: ETRURIA - ROMA

Libro: ENCICLOPEDIA DE LAS ANTIGUAS CIVILIZACIONES

Libro: LOS BALNEA DOMÉSTICOS -ÁMBITO RURAL Y URBANO- EN LA HISPANIA ROMANA

Libro: ESPAÑA ROMANA

Libro: LAS TERMAS Y BALNEA ROMANOS EN LA LUSITANIA

Libro: EL PASADO PRESENTE. ARQUEOLOGÍA DE LOS PAISAJES EN LA HISPANIA ROMANA

Libro: SAGUNTO. OPPIDUM, EMPORIO Y MUNICIPIO ROMANO

Libro: LOS CONSTRUCTORES ROMANOS. UN ESTUDIO SOBRE EL PROCESO ARQUITECTÓNICO

Libro: ESPAÑA EN LOS ALBORES DE LA HISTORIA

Libro: MOSAICOS ROMANOS DE BURGOS

Libro: LA CASA ROMANA

Libro: EL ARCO ROMANO DE MEDINACELI

Libro: VILLAS TARDOANTIGUAS EN EL MDITERRÁNEO OCCIDENTAL

Libro: VÍAS ROMANAS Y MEDIEVALES

Libro: MORFOLOGÍA HISTÓRICA DEL TERRITORIO DE TARRACO (SS. III-I A.C.)

Libro: LUCERNAS. VIDRIOS

Pack de DVD: GRANDES ÉPOCAS DEL ARTE


Comprar maquetas de monumentos



© Todos los derechos reservados.
Los textos de "CIUDAD ROMANA DE BAELO CLAUDIA " son propiedad de arteespana.com. Las imágenes se usan bajo licencia Creative Commons Attribution ShareAlike. Introducción (autor: itorres), urbanismo (autor: Anloza), foro (autor: Hispa), basílica y factorías (autor: Anual). detalle acueducto (autor: Fernando Delgado Béjar), reloj de sol (autor: Luis García Zaqarbal). El resto son de fuentes de dominio público

Urbanismo Romano. Construcciones de la ciudad romana

Ciudad Romana de Baelo Claudia

Introducción y generalidades

En un espectacular paraje conocido como Ensenada de Bolonia, dentro del término municipal de Tarifa y muy cerca del Estrecho de Gibraltar, las ruinas de la ciudad romana de Baelo Claudia permanecieron prácticamente ignoradas entre dunas hasta que, a principios del siglo XX, una serie de campañas dirigidas por el hispanista francés Pierre París, permitieron sacar a la luz los primeros restos de un asentamiento que, a medida que se fue profundizando en las excavaciones, acabó por revelarse como uno de los trazados urbanos de época romana más completos, más ortodoxos y mejor conservados de la Península Ibérica.

Ruinas de la ciudad romana de Baelo Claudia, provincia de Cádiz

Levantada sobre un enclave fenicio, los orígenes de la Baelo Claudia romana se remontarían a finales del siglo II a.C., concibiéndose desde un principio como puerto marítimo de enorme importancia estratégica en el comercio con las principales urbes norteafricanas.

Alcanzaría, gracias a la pesca y a la industria del apreciado “garum”, un enorme desarrollo durante siglos sucesivos, hasta el punto de que, a mediados del siglo I d.C., el emperador Claudio acabaría por elevarla a la categoría de “municipium”, sin embargo, en la segunda mitad del siglo II quedó arrasada tras sufrir un devastador terremoto, y pese a que constan intentos por reconstruirla poco tiempo después, jamás lograría recuperar su primitivo esplendor.

Urbanismo

A partir de los restos que han ido progresivamente viendo la luz, puede extraerse que, si bien no debió ser nunca una plaza excesivamente hegemónica desde el punto de vista político, si fue planificada siguiendo rigurosamente los esquemas básicos del urbanismo romano; disponiéndose, cercado por una muralla, un trazado ortogonal de perímetro algo irregular que quedaba articulado a partir de dos vías principales perpendiculares entre sí (cardo máximo y decumano máximo), en torno a las cuales, se distribuían las principales dotaciones tanto de carácter público (foro, templos, basílica, curia, teatro, mercado, baños), como de carácter privado (viviendas, tiendas y pequeñas industrias), todo ello saneado con una funcional infraestructura de abastecimiento y alcantarillado.

Foro de Baelo Claudia junto al decumano máximo

La muralla

De algo más de un kilómetro de perímetro y estructurada a base de lienzos separados por torres, el escaso relieve de los muros unido a que la etapa de máximo esplendor de la urbe coincidió con los tiempos de la “pax romana”, parece atestiguar el hecho de que no fuese concebida como un cerco de finalidad defensiva, sino más bien, como un simple elemento delimitador del espacio urbano.

Constaría de cuatro puertas principales en las que desembocarían cardo y decumanus; mas una serie de ingresos secundarios, todas de carácter monumental y flanqueadas por torres. Cada una de ellas abriría a las principales vías de comunicación confluyentes en Baelo Claudia, destacando la de Carteia (asentamiento cercano a la actual población de San Roque) al este, la de Asido (Medina Sidonia) al norte, y la de Gades (Cádiz) al oeste.

Foro

En el punto de intersección de los dos principales viales de la ciudad se emplazaba el foro, un amplio espacio abierto en torno al cual, se levantaban los principales edificios públicos y administrativos de la urbe.

Foro principal de Baelo Claudia

De planta rectangular, quedaba delimitado al norte por el Capitolio y al sur por la basílica; mientras que en los costados laterales porticados, los edificios oficiales como la curia irían desplazando a posiciones más periféricas las distintas tiendas que, en un primer momento, allí se dispondrían.

Templos

Delimitando el foro en su costado septentrional se levantaban, en posición dominante, tres templos gemelos tetrástilos dedicados las deidades que constituían la Triada Capitolina: Jupiter, Juno y Minerva. Contaba cada uno de ellos con su propio acceso independiente a través de gradas que, salvando el desnivel, comunicaban con el pórtico que precedía la cella o morada de la divinidad.

Junto a ellos, en el ángulo noroccidental del foro, se erigía un cuarto templo de mayores dimensiones que, a juzgar por una serie de inscripciones aparecidas en el entorno, estaría dedicado a la diosa egipcia Isis. Quedaba igualmente destacado sobre un amplio basamento al que se accedía por una amplia escalinata, tras la cual, un muro perimetral delimitaba un patio rodeado de columnas en cuyo espacio central, se elevaba la cella.

En torno al templo, son aún perceptibles los restos del pozo, del altar y del resto de dependencias destinadas a la celebración de los cultos isiacos.

Basílica

Al sur del foro y junto al decumano máximo, la basílica fue, sin duda, el centro neurálgico de la actividad civil y comercial de Baelo Claudia.

Restos de la basílica mayor de Baelo Claudia

De planta rectangular, constaría de dos plantas articuladas en torno a un espacio central rodeado de columnas; de orden compuesto las del nivel superior, y jónicas las del piso bajo, situándose en éste último una estatua del emperador Trajano que, a partir del siglo II en que fue colocada, presidiría los consejos allí celebrados.

Al interior, paredes y soportes estarían en origen profusamente decorados con estucos y pinturas murales.

Mercado

Contiguo a la basílica y asomando igualmente al decumano máximo, fue construido para albergar en un espacio unificado la actividad comercial de la ciudad una vez fue desplazada del foro principal.

Presentaba en origen dos niveles, estructurándose el inferior a partir de un espacio central rectangular de extremos ochavados en torno al cual, se abrían, separados por pilares, un total de diez pequeñas tiendas.

El conjunto quedaba presidido, justo en el centro del patio, por un pequeño templete ligeramente resaltado en altura en el que, probablemente, se veneraría al dios Mercurio, divinidad relacionada con el comercio.

Teatro

En el sector occidental de la ciudad y contiguo a la muralla, el teatro romano de Baelo Claudia es una construcción de mediados del siglo I cuya estructura es, incluso hoy, perfectamente reconocible.

Fue edificado aprovechando una leve ondulación del terreno que resultaba del todo propicia para la adaptación del un graderío o “cavea”, el cual, quedaba dividido en tres sectores bien diferenciados para albergar a los espectadores según su clase social. Dicha circunstancia justifica la cantidad de ingresos con que fue dotado, todos ellos planteados a modo de pasadizos abovedados.

Contaba además con varias fuentes monumentales dispuestas entre la “scena” y la “orchesta” cuyas aguas, provenían de un aljibe horadado junto al sector oeste del graderío.

Baños

Al pie del decumano y junto a la puerta de Gades, se conserva un edificio de termas que, muy probablemente a juzgar por sus proporciones en comparación al desarrollo de la ciudad, no sería ni el único ni el más importante con que contaría la urbe.

Constaría de tres ambientes bien diferenciados para el disfrute del ciudadano: una sala caliente o “caldarium” cuya temperatura se regulaba a partir de un horno, una sala templada o “tepidarium”, y una sala fría o “frigidarium” con dos piscinas; una apta para la inmersión, y una segunda menos profunda para aspersiones, la cual, fue dispuesta en un espacio semicircular a modo de exedra.

Área industrial

La principal fuente de riqueza que permitió el rápido desarrollo de la ciudad de Baelo Claudia fue la pesca, desarrollándose en sus factorías artesanales, situadas en la zona sur de la ciudad junto al mar, una floreciente industria conservera que abastecía de “garum” y pescado en salazón a buena parte del Imperio occidental, incluida la metrópoli.

Factorías de salazón y garum de Baelo Claudia

Las distintas excavaciones han sacado a la luz parte de las fábricas, siendo perfectamente reconocibles tanto las estancias de manipulación y preparado de materia prima, como las piletas en las que se depositaba el producto a la espera de ser enviado a su destino en ánforas herméticamente cerradas.

Viviendas

Mientras que los operarios de las fábricas residirían en modestos condominios en áreas urbanas periféricas, las clases más acomodadas, enriquecidas gracias a la actividad industrial y comercial, hicieron levantar sus “domus” en el sector sur de la urbe, no lejos de las fábricas.

Área residencial de Baelo Claudia

Estas domus se estructurarían en torno a un patio central porticado al cual, abrirían las diferentes estancias, la mayoría de ellas enriquecidas en sus muros con estucos reproduciendo formas geométricas y vegetales.

Necrópolis

Las distintas excavaciones han podido constatar la existencia en Baelo Claudia de, al menos, tres espacios cementeriales a extramuros: dos de ellos flanqueando las vías hacia Gades y Carteia, y una tercera al norte del núcleo urbano.

En todas ellas se adivinan desde humildes enterramientos individualizados a base de pequeñas piezas monolíticas labradas o lisas llamadas “betilos”, hasta suntuosos mausoleos arquitectónicos de una o dos cámaras.

Obras públicas

Pese a la aridez del entorno y a su particular emplazamiento en la misma orilla del mar, Baelo Claudia contó con un moderno sistema de abastecimiento basado en tres acueductos que, desde los manantiales que brotaban de las sierras adyacentes, nutrían de agua a la ciudad; quedando almacenada en una gran cisterna ubicada al norte del conjunto urbano, y que discurría perfectamente canalizada a través de un complejo entramado de conducciones y desagües.

Detalle de uno de los acueductos de Baelo Claudia

Restos muebles y ornamentales

Son numerosas las piezas que, a partir de los numerosos estudios y campañas de excavaciones de las que ha sido objeto conjunto, han ido progresivamente viendo la luz. De todas ellas, la más llamativa por su simbolismo y por sus proporciones es la estatua marmórea del emperador Trajano que presidía la basílica mayor.

Igualmente, en las inmediaciones del foro, han aparecido diversas representaciones divinas entre las que destaca una pequeña representación de Júpiter en bronce, y varias placas votivas de la diosa Isis.

Del teatro han podido ser rescatados dos magníficos silenos recostados que, probablemente, formarían parte de las fuentes monumentales que se dispondrían entre la “orchesta” y la “scena”.

Reloj de sol aparecido en las ruinas de Baelo Claudia (hoy en el Museo Arqueológico de Madrid)

De sobresaliente relevancia fue el hallazgo, junto a los restos de los pórticos en torno al foro, de un ara gracias al cual, merced a una inscripción perfectamente legible, se ha podido confirmar el rango de municipio con que fue distinguido el asentamiento.

Por último, conviene mencionar además de los numerosos fragmentos de soportes y capiteles que han ido apareciendo en distintas áreas urbanas, la buena colección de ánforas destinadas al almacenaje y transporte de los derivados del pescado que han sido recuperadas, algunas de ellas intactas, en la zona industrial de la ciudad.

(Autor del artículo/colaborador de ArtEEspañA:
José Manuel Tomé)

Principal
Acceso a contenidos
Suscripción
Boletín Electrónico Histórico de Boletines
Tiendas
Tiendas Online
Libros de Arte Libros de Historia
Libros de Novela Histórica Ebooks
Vídeo y música Maquetas
Esculturas y figuras Cuadros y láminas
Cursos Presenciales Cursos por Internet
Viajes Guiados  
Tiendas Físicas
Establecimientos comerciales
Contenidos
Arte Prehistórico
Arte del Paleolítico Arte Pospaleolítico
Talayots baleáricos Arqueología
Arte Prerromano
Arte egipcio Arte mesopotámico
Arte persa Arte prehelénico
Arte fenicio Arte griego
Arte íbero Arte celta
Arte etrusco  
Arte Romano
Arquitectura romana Escultura romana
Pintura romana Mosaicos romanos
Otras artes romanas Urbanismo romano
Paleocristiano  
Arte Medieval
Prerrománico Románico
Gótico Mudéjar
Hispanomusulmán  
Renacimiento
Arte Plateresco Arq. Herreriana
Manierismo Escultura renacentista
Pintura renacentista Artes Renacimiento
Renacimiento Europa  
Arte Barroco
Arquitectura Barroca Churrigueresco
Los Borbones Pintura Barroca
Escultura Barroca Barroco en Europa
Arte colonial  
Neoclasicismo
Arquitectura Neoclásica Escultura del siglo XIX
Escultura Neoclásica Pintura Neoclásica
Romanticismo
Historicismo Eclecticismo
Pintura romántica  
A. Contemporáneo
Arte contemporáneo Arquitectura del Hierro
Arq. Modernista Escultura modernista
Pintura realista Impresionismo
Postimpresionismo Simbolismo
Fauvismo Expresionismo
Cubismo Pintura abstracta
Surrealismo Arte Naif
Neoplasticismo Dadaísmo
Arte de la Guerra Civil Arte de la Posguerra
Segundas vanguardias Postmodernidad
Arte no Occidental
Arte Precolombino Arte Africano
Arte Oriental  
Contexto Histórico
Prehistoria Edad Antigua
Edad Media Edad Moderna
Edad Contemporánea  
Monografías
Arquitectos Escultores
Pintores Otros


Libro: EL ALTO IMPERIO ROMANO (14-235)

Libro: LA CAÍDA DEL IMPERIO ROMANO

Libro: EL TRABAJO EN LA HISPANIA ROMANA

Libro: GRANDEZA Y CAÍDA DEL IMPERIO ROMANO

Libro: CITERIOR Y ULTERIOR, LAS PROVINCIAS ROMANAS DE HISPANIA EN LA ERA REPUBLICANA

Libro: LA HISPANIA DE LOS ANTONINOS

Libro: EL ÚLTIMO SIGLO DE LA HISPANIA ROMANA (284-409)

Libro: MEDITERRÁNEO. FENICIA, GRECIA Y ROMA

Libro: EL EJÉRCITO ROMANO

Libro: HISPANIA Y LOS ROMANOS

Libro: LA RED VIARIA ROMANA EN HISPANIA: SIGLOS I-IV D.C.

Libro: BREVE HISTORIA DE LOS GLADIADORES

Libro: LOS ENEMIGOS DE ROMA

Libro: VIDA COTIDIANA EN LA ROMA DE LOS CÉSARES

Libro: TRAJANO

Libro: LA AVENTURA DE LOS ROMANOS EN HISPANIA

Comprar libros de Historia Universal

Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) SOBRE HISTORIA Y ARTE



Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

* Última actualización de "CIUDAD ROMANA DE BAELO CLAUDIA" en enero de 2010