Próximos cursos presenciales
El Madrid de los Austrias
Arquitectura Barroca. Página Principal
Arquitectura Barroca en España
Juan Gómez de Mora
Madrid de los Austrias (Página Actual)
©ArtEEspaña. Página sobre Arquitectura Barroca

Libro: HISTORIA DE LA ARQUITECTURA OCCIDENTAL: BARROCO EN ESPAÑA

Libro: EL ARTE BARROCO EN ESPAÑA Y PORTUGAL

Libro: FIESTA, PODER Y ARQUITECTURA. APROXIMCIONES AL BARROCO ESPAÑOL

Libro: EL SIGLO XVII. CLASICISMO Y BARRROCO

Libro: JUAN DE HERRERA, ARQUITECTO DE FELIPE II

Pack de DVD: GRANDES ÉPOCAS DEL ARTE

Pack de DVD: MEMORIA DE ESPAÑA

Pack de DVD: REYES DE ESPAÑA. LOS BORBONES


Comprar maquetas de monumentos



 

Los textos de "EL MADRID DE LOS AUSTRIAS" son propiedad de © arteespana.com. Las imágenes no firmadas proceden de fuentes de dominio público.

Arquitectura Barroca

El Madrid de los Austrias

Hasta la llegada de los Habsburgo (o Austrias, según nuestra traducción) Madrid era una villa sin demasiada importancia en el reino de España. En ella permanecieron los Reyes Católicos algunas temporadas y su nieto Carlos I se recuperó de una enfermedad en el mismo lugar. Fue entonces cuando el Alcázar, construido originariamente por los árabes, se transformó, haciéndolo más confortable, hecho que le otorgó la calificación de palacio.

Será a partir de 1561 cuando, gracias a la elección de Felipe II, podamos hablar de Madrid como capital permanente de la Corte del reino que desde entonces, y tras un breve periodo en Valladolid, se asienta allí. Cuatro fueron los motivos que animaron al Monarca a elegir Madrid: el clima, más benévolo que el toledano- lugar donde hasta ese momento se asentaban las Cortes del Imperio español-; la abundancia de agua - y es que si rastreamos en los orígenes del nombre Madrid podremos observar que es una derivación de Matrice, "la madre de las aguas"; su posición geográfica central y por último, y siempre según las crónicas, Madrid fue elegido por no tener en la ciudad un poder político (el nobiliario) ni religiosos que hiciesen sombra al real.

Plaza y Casa de la Villa de Madrid

El tamaño de la ciudad en el siglo XVI era muy reducido. Según descripción del Corral, los límites de Madrid se establecían en el Alcázar, actual Palacio Real, continuando por la calle de Bailén hasta la Cuesta de la Vega y la Puerta de Guadalajara desde donde volvía a cerrar sobre el Alcázar. El corazón de la ciudad fue, desde 1619, la Plaza Mayor. En ella se ubicó el primer ayuntamiento (la Casa de la Panadería, antigua panificadora de la ciudad, edificio fácilmente reconocible por las pinturas de su fachada) y una estatua ecuestre de Felipe III, el primer monarca puramente madrileño.

Estatua de Felipe III en el centro de la Plaza Mayor de Madrid

El lugar se convirtió en centro de reunión de los habitantes de la urbe, emplazamiento para ciertas celebraciones, en sitio de ajusticiamientos públicos así como en mercado permanente, cubierto en invierno por las arcadas que envuelven su perímetro y que hoy en día conservan los nombres de los gremios que en ellas vendían sus productos.

Casae la Panadería de la Plaza Mayor

Con la capitalidad Madrid duplicó, en menos de cuarenta años, su extensión y por ende su población. La antigua muralla árabe debió ser derruida, siendo sustituida durante el reinado de Felipe IV por una mucho más amplia. Fuera de ella se crearon los arrabales, lugares de traza absolutamente irregular, quedando patente la poca planificación con la que los nuevos vecinos edificaban sus pequeñísimas viviendas que aunque podían ser de ladrillos, se construían principalmente con adobe y madera. Lo normal es que estas viviendas tuviesen dos salas una de las cuales estaba destinada al descanso de sus habitantes mientras que la otra cumplía la función de cocina, comedor y sala de estar. Era en este lugar donde las familias pasaban la mayoría del tiempo.

Felipe IV

Del mismo modo, la insalubridad constituía un gran problema debido a la poca ventilación para evitar el frío en invierno y el calor en verano, la convivencia de personas con animales de tiro y de granja así como por sus calles sin empedrar ni alcantarillado donde se desechaban desperdicios y aguas fecales. Según Montoliú, esta ampliación trajo como consecuencia para la ciudad cambios en su orografía, el secado de muchos cursos de agua y el cambio en el clima, que se hizo mucho más extremo.

Será con Felipe IV cuando Madrid goce de su mayor esplendor tanto artístico como urbanístico y arquitectónico. Hombre protector de las artes y las letras, suya fue la creación del Parque del Retiro y la Casa de la Villa edificio al que se trasladó el gobierno de la ciudad.

Uno de los ilustres artistas que vivió en el Madrid de los Austrias fue Velázquez

Fue por tanto el siglo XVII en más rico culturalmente. En él vivieron pintores de la talla de Velázquez, Rubens, el Greco, Claudio Coello, Alonso Cano y Zurbarán así como los literatos Góngora, Quevedo, Cervantes, Lope de Vega, Tirso de Molina o Calderón de la Barca quienes, curiosamente y a pesar de la enemistad que les separaba, vivieron muy cerca unos de otros: en los alrededores de la calle Huertas donde se ubicaban distintos corrales como el del Príncipe, actual teatro Español. Gracias a las crónicas podemos saber que Madrid estaba por aquel entonces repleto de teatros y corrales donde se representaban sus creaciones que podían llegar a durar horas y que estaban sometidas a la dura crítica de los habitantes de Madrid, muy acostumbrados a la escenificación de centenares de obras: toda representación comenzaba con música a la que seguía una loa. Tras ella comenzaba la obra entre cuyos actos se entremezclaban entremeses.

Iglesia de San Andrés. Siglo XVII

Además de representaciones teatrales, en el Madrid de los Austrias se celebraban corridas de toros- que aunque de mucha más duración que las actuales y sin una plaza propiamente dicha, sentaron las bases de las actuales-; bailes, juegos, procesiones o romerías, siendo el río Manzanares el lugar elegido para la mayoría de ellas. Según apunta del Corral, las fiestas eran ocasiones de encuentros amorosos y toda clase de licencias como riñas o robos.

Santa María la Real de Montserrat. Data de l reinado de Felipe IV

Carlos II, el último de los Austrias, vio cómo, debido a su mala salud y a los problemas crecientes en las Colonias, se le escapaba el poder. Madrid fue testigo de ello: fue el lugar central de las luchas políticas. En ella se crearon dos bandos bien diferenciados: los partidarios de Carlos, archiduque de Austria y quienes preferían a Felipe de Anjou para la sucesión en la corona. Todo ello provocó el estancamiento de la ciudad, que solo puedo ver cómo se terminaban obras comenzadas por los antecesores de El Hechizado. Carlos murió sin descendencia, siendo el último de su linaje.

Notable fachada de la catedral castrense, edificios de los Austrias en Madrid

Principal
Acceso a contenidos
Suscripción
Boletín Electrónico Histórico de Boletines
Tiendas
Tiendas Online
Libros de Arte Libros de Historia
Libros de Novela Histórica Ebooks
Vídeo y música Maquetas
Esculturas y figuras Cuadros y láminas
Cursos Presenciales Cursos por Internet
Viajes Guiados  
Tiendas Físicas
Establecimientos comerciales
Contenidos
Arte Prehistórico
Arte del Paleolítico Arte Pospaleolítico
Talayots baleáricos Arqueología
Arte Prerromano
Arte egipcio Arte mesopotámico
Arte persa Arte prehelénico
Arte fenicio Arte griego
Arte íbero Arte celta
Arte etrusco  
Arte Romano
Arquitectura romana Escultura romana
Pintura romana Mosaicos romanos
Otras artes romanas Urbanismo romano
Paleocristiano  
Arte Medieval
Prerrománico Románico
Gótico Mudéjar
Hispanomusulmán  
Renacimiento
Arte Plateresco Arq. Herreriana
Manierismo Escultura renacentista
Pintura renacentista Artes Renacimiento
Renacimiento Europa  
Arte Barroco
Arquitectura Barroca Churrigueresco
Los Borbones Pintura Barroca
Escultura Barroca Barroco en Europa
Arte colonial  
Neoclasicismo
Arquitectura Neoclásica Escultura del siglo XIX
Escultura Neoclásica Pintura Neoclásica
Romanticismo
Historicismo Eclecticismo
Pintura romántica  
A. Contemporáneo
Arte contemporáneo Arquitectura del Hierro
Arq. Modernista Escultura modernista
Pintura realista Impresionismo
Postimpresionismo Simbolismo
Fauvismo Expresionismo
Cubismo Pintura abstracta
Surrealismo Arte Naif
Neoplasticismo Dadaísmo
Arte de la Guerra Civil Arte de la Posguerra
Segundas vanguardias Postmodernidad
Arte no Occidental
Arte Precolombino Arte Africano
Arte Oriental  
Contexto Histórico
Prehistoria Edad Antigua
Edad Media Edad Moderna
Edad Contemporánea  
Monografías
Arquitectos Escultores
Pintores Otros


Libro: FELIPE III

Libro: FELIPE III Y LA PAZ HISPÁNICA. 1598-1621

Libro: LA VIDA COTIDIANA EN EL MADRID DEL SIGLO XVIII

Libro: LA CASA DE AUSTRIA Y LA MONARQUÍA DE MADRID

Libro: VISIONES DE LA MONARQUÍA HISPÁNICA

Comprar libros de Historia Universal

Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) SOBRE HISTORIA Y ARTE


Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

* Última actualización de "EL MADRID DE LOS AUSTRIAS" en septiembre de 2011